¿Ha sufrido un accidente de tráfico? ¿Le han dado un golpe cuando estaba esperando a incorporarse a la vía? ¿Ha sufrido un atropello mientras cruzaba la calle? ¿Ha sufrido algún daño mientras circulaba en el interior de un vehículo?

Si usted ha sufrido alguno de estos accidentes de tráfico o algún accidente similar es usted susceptible de recibir una indemnización, tanto por el acto en sí, como por las lesiones o daños que el accidente le haya causado.

Accidente de Tráfico

Accidente de tráfico

Los daños indemnizables son el fallecimiento, las lesiones permanentes, las lesiones temporales, las incapacidades valorando tanto las secuelas físicas o funcionales como psicológicas o morales y el lucro cesante, es decir, lo que ha dejado de ganar.

Además de las indemnizaciones y prestaciones correspondientes, se le abonarán también los gastos de asistencia médica y hospitalaria y, en su caso, los daños materiales.

Para realizar todo ello es necesario la ratificación de los daños y las secuelas por parte de un perito judicial, que será el encargado de emitir un juicio objetivo, imparcial e independiente de las lesiones y las consecuencias que de ellos se derivan.

Para ello contamos con un equipo de profesionales especialistas, peritos judiciales y médicos peritos expertos en valoración del daño corporal, tras la realización de una exploración exhaustiva y el estudio de la documentación médica aportada, y la realización de las pruebas pertinentes, emitirán un pre-informe de valoración de secuelas con la posible indemnización a percibir, a fin de intentar llegar a un acuerdo extrajudicial con la compañía.

En caso de que no se llegue a un acuerdo, se realizará el Informe Médico Pericial valorando las secuelas funcionales, psicológicas, días de baja (días hospitalarios, impeditivos, no impeditivos), determinando si estas le limitan o incapacitan para la realización de su trabajo. Valorando los resultados para poder demostrar el nexo causal entre las lesiones o secuelas que padece y el accidente de tráfico que ha sufrido y en caso de ser necesario, nuestra asistencia para su defensa en el Juicio.

 

Nos adaptamos a sus necesidades tratando cada caso de manera individual

 

¿Qué es un accidente de tráfico?

Entendemos por accidente de tráfico cualquier circunstancia, suceso o acontecimiento que modifica la forma natural de la circulación de uno o más vehículos y que sobreviene en las vías de circulación con ocasión del tránsito de vehículos.

¿Qué tenemos que hacer en caso de accidente de tráfico?

Cuando sufrimos un accidente debemos interponer la oportuna denuncia dentro de los 6 meses siguientes al día del mismo y comunicar el siniestro a nuestra compañía de seguros.

En el nuevo Código penal se eliminarán todas las faltas penales. Esto acarreara la desaparición de la posibilidad de tramitarse juicios de faltas en los casos que por imprudencia leve existan lesiones, por lo que la única posibilidad de que exista un procedimiento por vía penal será la existencia de una imprudencia “de cierta entidad” por parte del conductor que provoca el accidente.

De este modo aquellas imprudencias graves que acarreen víctimas mortales o lesiones permanentes se podrán calificar inequívocamente como delitos y por tanto podrán seguir tratándose desde la vía penal.  Ahora bien, imprudencias tales como colisiones por alcance podrán quedar fuera de la vía penal en la mayoría de los casos.

En todo caso la buena noticia es que en caso de que la única posibilidad sea acudir a la vía civil es que la mayoría de seguros de auto disponen en su póliza de cobertura de defensa jurídica que cubre una cantidad por cada proceso destinada a abordar los gastos judiciales que se deriven del mismo, incluidos honorarios de peritos. Por ello nuestro consejo en indemnizaciones por accidente de tráfico,  es que tras la reforma del Código Penal se ponga especial atención en los términos de dicha cobertura al contratar su seguro.

¿Qué son las secuelas?

Secuela, es toda manifestación orgánica, funcional, psíquico o moral como consecuencia de una lesión que menoscabe o modifique el patrimonio bio-psico-social de la persona y no sea susceptible de mejora o cura.